Implantes-dentales-un-cambio-decisivo.

Implantes dentales, un cambio decisivo

Al igual que en cualquier cirugía, existen algunos riesgos relacionados con los implantes dentales. Pero no tienes por qué preocuparte, ya que las técnicas y tecnologías sobre implantes dentales han avanzado considerablemente en los últimos años. Éstas han experimentado unos cambios tan decisivos que los implantes dentales han llegado a convertirse en la forma más popular para reemplazar los dientes ausentes. Así, los dentistas de RIODENT te aseguran que con una estabilidad superior y una estética excepcional, los implantes dentales son una forma segura y efectiva para rejuvenecer tu sonrisa.

Los efectos secundarios de los implantes dentales

Al contrario de otros métodos de reemplazo de dientes, los implantes dentales te ofrecen unos dientes que parecen iguales y actúan de forma similar a los originales. Además, los implantes dentales pueden ayudarte a prevenir la perdida de hueso, a mantener la integridad estructural de los dientes adyacentes y a reducir el riesgo de perder otros dientes. Cuando los implantes dentales se introdujeron por primera vez, su tasa de éxito estaba alrededor del 50%. Hoy en día, ésta ha subido considerablemente hasta encontrarse entre el 96 y el 99%.

Durante la consulta con tu dentista, un comprensivo examen oral y una revisión de tu historial médico pueden ser usados para determinar tu candidatura para colocarte implantes dentales. Los candidatos con una densidad de la mandíbula adecuada, y generalmente con una salud oral correcta, tendrán una tasa de éxito más alta. Si tú no eres un buen candidato para los implantes dentales, hay otras opciones para reemplazar tus dientes que se adaptarán a tus expectativas.

¿Qué pasa si no tengo suficiente hueso para los implantes dentales?

Cuando se trata de reemplazar un diente ausente, los implantes dentales son conocidos por su estabilidad superior y su estética natural. Aún así, no todos los pacientes son buenos candidatos para colocarse implantes dentales. Los más ideales suelen tener el tejido de las encías muy sano, además de una mandíbula desarrollada con suficiente densidad ósea. Afortunadamente, existen distintas opciones para reemplazar los dientes de aquellos pacientes que no cumplan con estas características.

El primer paso para determinar el mejor método para ti consiste en consultarlo con un dentista experimentado. Los profesionales de Clínica Riodent van a escucharte cuidadosamente, para así poder conocer tus deseos y expectativas. Después de un examen físico y una amplia revisión de tu historial médico, el dentista podrá proveerte información detallada sobre tus opciones.

Para todos aquellos pacientes a quienes les falta algún diente pero no son buenos candidatos para los implantes dentales, la prótesis sobre implantes pude ser una alternativa efectiva. Utilizando un número reducido de implantes dentales cuidadosamente colocados, estos postes de titanio actúan como anclas para sujetar tu dentadura postiza sin la inconveniencia de las pastas o los adhesivos. Los pacientes que simplemente no tienen suficiente densidad de la mandíbula para soportar los implantes dentales, pueden beneficiarse de la cirugía de injerto de hueso para reforzar la mandíbula antes de un procedimiento de implante dental.

Independientemente de la opción que elijas, remplazar un diente puede convertirse en un proceso esencial para mantener una salud oral adecuada. Además, éste va a prevenirte de una futura pérdida de los demás dientes. En Clínica Riodent nos esforzamos para ofrecer salud y bonitas sonrisas que pueden durar décadas.

Las-enfermedades-bucales-se-transmiten

¿Las enfermedades bucales se transmiten?

Como muchas otras patologías, las enfermedades bucales se transmiten de unas personas a otras mediante la saliva, el vehículo a través del cual viajan las bacterias. Habitualmente el contagio se produce al besar a nuestra pareja en la boca, pero también es muy frecuente que los padres contagien a los hijos. Los microbios que un padre o una madre tiene en su boca pueden pasar a la de sus hijos cuando se les besa en la boca, al limpiar el chupete o la tetina del biberón con la propia saliva, cuando se utiliza el mismo cubierto e, incluso, al soplar la comida del niño para enfriarla.

La transmisión de padres a hijos más frecuente es la caries, causada por una bacteria llamada Streptococcus mutans.

Las caries y las enfermedades de las encías, como la periodontitis, son dos ejemplos de enfermedades bucales contagiosas. La transmisión de padres a hijos más frecuente es la caries, causada por una bacteria llamada Streptococcus mutans. Muchos padres, equivocadamente, piensan que las caries en los dientes de leche se resuelven cuando salen los dientes definitivos, pero esto no es así. Un niño con caries en los dientes de leche tiene mayor riesgo de padecerla en los dientes definitivos porque el foco de infección se extiende más allá del diente. Incluso si a causa de la caries al niño se le cae un diente de leche, este hecho propiciará que el diente definitivo pueda salir torcido y, por lo tanto, necesitar ortodoncia para corregirlo.

Por-que-es-necesaria-la-ortodoncia

¿Por qué es necesaria la ortodoncia?

El objetivo principal del tratamiento con ortodoncia es conseguir una buena posición de las piezas dentarias. A veces, para conseguirlo, es necesario extraer alguna pieza. Tener unos dientes bien colocados va más allá de lo estético, ya que puede solucionar otros problemas cotidianos para el paciente como la masticación o la retención de placa bacteriana.

Existen varias causas que producen una posición defectuosa en los dientes. Las más comunes son la herencia genética o el hábito en los bebés de usar chupete, que provoca el avance de las piezas superiores. Otros factores pueden ser el abuso de alimentos muy dulces, la pérdida prematura de los dientes o algunas enfermedades periodontales que pueden desviar algún diente.

El tratamiento con ortodoncia puede realizarse con dos tipos de aparatos, en función de la gravedad del caso. Los aparatos removibles son fácilmente manejables y se pueden quitar durante las comidas, pero se aplican para corregir defectos leves. Los aparatos fijos, en cambio, sólo son manipulables por el dentista y se aplican para corregir defectos más graves, porque son más eficaces. En ambos casos la duración del tratamiento dependerá del caso concreto del paciente. Además, los dientes tienden a regresar a su posición original, por lo que después de estos tratamientos se aplican unos aparatos retenedores para mantener la buena posición de los dientes.

Hay otros factores que pueden determinar el éxito o el fracaso del tratamiento con ortodoncia, como por ejemplo la higiene . La revisión periódica por el odontólogo y el mantenimiento adecuado de los dientes después del tratamiento serán clave para lograr una sonrisa perfecta gracias a la ortodoncia.

Hilo-dental-las-claves-para-un-buen-uso-

Hilo dental: las claves para un buen uso

Una buena limpieza de nuestra boca es fundamental para lucir unos dientes perfectos y evitarenfermedades en las encías. Para ello se recomienda cepillar los dientes mínimo dos veces al día. Sin embargo, a veces no hacemos una buena limpieza con el cepillo, por lo que es conveniente completar el cepillado con colutorios o hilo dental.

Cómo usar bien el hilo dental

El hilo dental es otro gran aliado para combatir la acumulación de placa bacteriana en nuestra boca, ya que se centra en los espacios entre los dientes y la línea de las encías. El procedimiento para un buen uso del hilo dental es sencillo: se debe enroscar cada extremo del hilo alrededor del dedo de cada mano. Después se debe doblar el hilo alrededor del borde lateral de los dientes, para cubrir los espacios entre encías y éstos. Es más efectivo pasar el hilo dental haciendo forma de C.

Es importante mirarse al espejo mientras se pasa el hilo dental, para comprobar que se está haciendo correctamente y también observar la reacción de nuestra boca. Por ejemplo puede suceder que la encía sangre. Si bien no se debe dejar de limpiar en caso de sangrado, es recomendable acudir al odontólogo cuanto antes. Si las encías están sanas, en el momento de pasar el hilo dental deberían mostrar un color rosado. Si está enrojecido e incluso inflamado, puede ser señal de alguna de las enfermedades en las encías.

El uso diario de hilo dental favorecerá un buen mantenimiento de nuestra higiene bucal. Muchos pacientes no usan el hilo dental por falta de tiempo, pero se trata de uno de los métodos más efectivos para completar la limpieza de dientes y encías y lograr una sonrisa completamente sana.

Implantes

Ventajas de los Implantes dentales

En caso de perder un diente existen varias alternativas para recuperarlo. En función de cada caso el odontólogo puede elegir un tratamiento u otro. No obstante, uno de los más recomendados es la colocación de un implante dental. Este tratamiento permite reemplazar el diente natural respetando su funcionalidad y estética.

Los implantes dentales tienen una forma de cilindro o tornillo. Así, el implante se coloca en los huesos maxilares y se va adaptando progresivamente  a éste. Este proceso puede prolongarse de tres a seis meses, en función de cada paciente. Durante este tiempo el paciente puede llevar un diente provisorio, que ayude a la mandíbula a recuperar rápidamente la funcionalidad y la estética.

Los dentistas de clínica Riodent recomiendan consultar con un profesional  para valorar qué tipo de tratamiento es necesario, ya que cada paciente es distinto.

 

Ventajas de colocar un implante dental

Este tipo de implantes aportan más ventajas que otros tratamientos para recuperar una pieza dental.

Posibilidad de reemplazar todos los dientes de manera fija.

Sin daño a dientes vecinos. Al colocar este tipo de implantes no se compromete la salud del resto de los dientes. En cambio, en otros tratamientos se necesitan desgastes para poder soportar las prótesis. Es el caso de los puentes fijos.

Desgaste o reabsorcion osea. Este tratamiento permite que el hueso se conserve sano durante más tiempo, porque reemplaza su raíz y no se pierde como lo haría si usted pierde su diente y no lo reemplaza.

Adaptación al hueso. Los implantes dentales cargados inmediatamente con una corona dental tienden a osteointegrarse más rápidamente en el hueso. Esto también ayuda a evitar la perdida osea.

Limpieza. Este tipo de implantes suelen ser más estéticos y sencillos de limpiar que el resto. Además, las encías no se retraen, por lo que podemos lucir una sonrisa natural durante toda la vida después de la colocación del implante.

En Riodent somos tu dentista en Puerto Montt y Valdivia.

Una clínica dental a la vanguardia en tratamientos altamente estéticos y duraderos, por ello damos garantía a todos nuestros tratamientos, contamos con especialistas y estamos en las mejores ubicaciones para nuestros pacientes.

La-primera-visita-de-los-ninos-al-dentista

La primera visita de los niños al dentista

La primera visita al dentista. Revisión de los dientes.

Cada vez vemos más niños muy pequeños con problemas de caries. Por eso, los odontólogos recomiendan, por un lado, iniciar la higiene bucal a edad muy temprana, incluso, antes de que aparezca el primer diente y, por otro, acudir al dentista por primera vez cuando el bebé cumpla su primer año de edad.

¡Al cumplir su primer año, visita al dentista!

Hace años, la recomendación de los pediatras era realizar la primera revisión dental cuando los dientes temporales, 20 dientes, estuvieran completos es decir, alrededor de los 3 años. Sin embargo, la presencia de caries en los preescolares y la aparición en niños menores de 3 años de otros problemas asociados a la primera dentición han forzado a los especialistas a cambiar la recomendación a los 12 meses, en función de establecer medidas preventivas. Tras la primera revisión, los controles se deben realizar, si todo va bien, una vez al año.

La primera visita de los niños al odontólogo

El profesional le hará una revisión de dientes y encías, verá si existen caries del biberón, se evaluarán posibles problemas como mordida cruzada, abierta o alteraciones de crecimiento y, seguramente, iniciará un historial sobre los antecedentes médicos y dentales del niño. Es el momento de corregir a tiempo malos hábitos e introducir desde temprano buenos hábitos de limpieza.

Cuando llegue el momento de acudir al dentista, los padres deben esforzarse por transmitir a su hijo una sensación de confianza y de seguridad. Es necesario que entre el niño y el dentista haya una buena relación y no se creen miedos o temores desde el principio.

Examina los dientes del bebé

Conviene tener el hábito de examinar regularmente los dientes del bebé. Ten en cuenta que los dientes saludables tienen un color blanco uniforme. Si ves manchas o puntos en los dientes, es conveniente que adelantes la visita al dentista.

Enfermedades-de-la-encias

Enfermedades de la encías

El sangrado y la inflamación en las encías es un problema con el que muchos pacientes se han encontrado alguna vez. Cepillarse los dientes y que las encías sangren es algo que puede suceder a menudo durante la limpieza bucal. Se suele asociar a la sensibilidad en las encías o al envejecimiento, pero es importante conocer sus causas para prevenir enfermedades en las encías.

Tres de cada cuatro personas pueden sufrir este tipo de enfermedades, que se originan por unaacumulación de placa bacteriana en la boca, también conocida como biofilm oral. Este fenómeno altera el equilibrio de bacterias en las encías y puede ocasionar distintas complicaciones en dientes e implantes. Según la Sociedad Española de Peridoncia y Osteointegración, las enfermedades en las encías más comunes son la gingivitis y la periodontitis o piorrea, que se desarrollan sobre las encías. No obstante, la placa bacteriana también se acumula en implantes dentales y puede generar otras enfermedades en las encías, como la mucosis periimplantaria o la periimplantitis.

La gingivitis es una enfermedad leve que se manifiesta con una inflamación y el enrojecimiento de las encías, de modo que éstas sangran con más facilidad. Se trata de una enfermedad leve que, generalmente, se puede tratar con una limpieza profesional. Los profesionales de clínica RIODENT recomiendan una limpieza diaria para evitar esta enfermedad que no ocasiona una pérdida de dientes ni de tejido.

La periodontitis o piorrea es la evolución de una gingivitis mal tratada. Así, se trata de una enfermedad más grave e irreversible en la cual la inflamación de la encía se extiende hacia otras zonas más profundas del diente. De este modo, se forman bolsas infectadas entre las encías y los dientes, con placa bacteriana que se puede extender y crecer por debajo de las encías. La respuesta natural de nuestro cuerpo es luchar contra el avance de estas bacterias, pero se puede llegar a la destrucción del hueso y del tejido conjuntivo, que mantiene los dientes fijados en su lugar.

Estas enfermedades en las encías suelen producirse en pacientes de entre 30 y 50 años de edad. Sin embargo, es muy importante en todo momento una buena limpieza y una detección a tiempo de los síntomas para su tratamiento y prevención.

Las-claves-del-blanqueamiento-02

Las claves del blanqueamiento dental

El tono de los dientes tiende a oscurecerse con el paso del tiempo, aunque una buena limpieza diaria puede ayudar a su prevención. Este hecho que lleva a muchos pacientes a las diversas técnicas de blanqueamiento dental se produce por distintos motivos. Uno de los más destacados es el consumo habitual de bebidas como café, té y vino tinto, así como otros alimentos que tengan un alto contenido de colorante. También influye negativamente el tabaquismo, que tiende a dejar un color amarillento en los dientes. Otros motivos que pueden dañar el color del esmalte dental pueden ser complicaciones en los dientes como las caries, los empastes y el sarro. Así como el uso frecuente de medicamentos como los antibióticos. En el caso de los niños esto último adquiere un matiz especial, ya que sus dientes aún se están desarrollando y puede ocasionar problemas en el aspecto su esmalte futuro.

Todos estos factores contribuyen a la decoloración de los dientes. A pesar de que existen distintos tratamientos para devolver el color habitual al esmalte, también hay hábitos que contribuyen a evitar esta situación:

  • Realizar una buena limpieza bucal diaria: es importante eliminar el sarro y comprobar de forma diaria el estado de nuestros dientes, para poder prevenir la aparición de manchas y otras complicaciones.
  • Evitar el hábito de fumar, así como el consumo de alimentos con un alto contenido de colorantes que pueden favorecer la aparición de manchas y la posterior pérdida de color en el esmalte.
  • Acudir con regularidad al odontólogo para asegurar un buen mantenimiento de nuestra salud bucal.

Otra alternativa es el uso de productos blanqueadores y pastas dentales especializadas. Los productos blanqueadores los encontramos en farmacias y están compuestos por peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, de modo que sus componentes entran en el esmalte dental y lo aclaran. Respecto las pastas dentales blanqueadoras, pueden eliminar manchas superficiales en los dientes, pero no llegan a cambiar su tonalidad. Además son algo abrasivas, por lo que los profesionales de clínica RIODENT recomiendan siempre preguntar a su dentista previamente antes de elegir un producto concreto para el blanqueamiento dental. Además de estos aspectos hay otros a tener en cuenta que pueden hacer variar el tratamiento según el paciente. Por ejemplo, un factor igualmente importante es la piel, que se debe valorar para que el resultado del blanqueamiento dental sea lo más natural posible. Asimismo el color que muestren los dientes en el momento de comenzar también determinará uno u otro tratamiento, en función de si la diferencia con el color original es más o menos leve. Además, hay que evaluar el estado de los nervios, ya que su daño puede ser causa de decoloración dental. Así, la situación concreta de cada paciente determina el uso de un tratamiento u otro. Hay casos en los que no es recomendable realizar un blanqueamiento dental. El más común es el caso de hipersensibilidad dental.